Desalojo de tierras Mapuche en Los Pellines, Valdivia: Ocupación ancestral del territorio VS nuevos títulos de dominio del estado de $hile

 Sección Social

En los últimos meses se ha vivido un clima de tensión y conflicto en la zona de Los Pellines, costa de Valdivia. Una demanda por parte de María Pía Montaner Lewin (63), domiciliada en Las Condes, Santiago, contra las personas que habitan históricamente en estas tierras. A raíz de esto, existe actualmente una orden de desalojo para Maria Cristina Ñanco (78), con fecha 23 de septiembre de 2019 o los días consecutivos.

Esta mujer adquirió en 1983 en un remate en Santiago, terrenos mapuche con deslindes poco claros y donde no se especifica la superficie del predio adquirido. Desde ese entonces hasta la fecha ha extendido ampliamente sus posesiones en el sector de Los Pellines, en directo beneficio de la explotación forestal.

No resulta fácil entender la superposición de planos que acontece sobre estas tierras, desde 1880 en adelante, donde figuran alrededor de 20 títulos de merced otorgados a familias mapuche por los radicadores en 1912, sobre los que se establece el fundo La Esperanza que actualmente aparece a nombre de Pia Montaner.

El pasado 12 de Junio del 2019 en la mañana se realizó el primer desalojo en el sector de Los Pellines en el predio ocupado por Rosa Barrientos Paillalef, quien así relata su experiencia:

“Llegaron a las 7 de la mañana. Había como 100 carabineros. Yo no había visto tantos del tiempo del golpe de Estado como vi ese día pa’ echarme pa’ fuera. Más encima, desafiando a los mapuche. Yo no sé qué le dan a los carabineros, porque llegan a espumar la boca cuando se bajan de esas micros, como drogados, porque ellos llegan y disparan y no les importa que hayan niños”, cuenta desde su casa. Allí vive con su esposo, Críspulo Ñanco (76), a quien cuida en su delicado estado de salud.

El abuelo de don Críspulo, Antonio Ñanco Márquez, compró en 1923 a su primo José Dolores las tierras desalojadas, tal como consta en el título de merced que Rosa Barrientos Paillalef tiene en su poder. Además, existe la posesión efectiva de Felipe Ñanco fechada en 1965. Los documentos de la familia Ñanco Barrientos Paillalef están vigentes ante el Conservador de Bienes Raíces.

Estas tierras han sido históricamente ocupadas por el Pueblo Mapuche Lafkenche, lo que queda de manifiesto en estudios históricos y crónicas donde se establece que en 1778 se registra la existencia de una Organización de Lonko previa a la existencia del estado chileno.

Esto es fundamental al establecer derechos territoriales sobre tierras ancestrales, lo que la justicia chilena está obviando.

Preocupación en los vecinos y vecinas del territorio

Debido al último desalojo ocurrido a la familia Ñanco Barriento Paillalef y a esta nueva sentencia de desalojo contra la Sra. Cristina Ñanco, se ha generado un ambiente de incertidumbre en todos los habitantes del territorio, no solamente en Los Pellines, si no que también en otras localidades cercanas como Las Minas, Bonifacio, Pilolcura, Curiñanco, Calfuco, Loncoyén, entre otras.

Al día de hoy, nadie puede asegurar a los vecinos y vecinas de los sectores señalados una posesión estable y permanente de sus terrenos, gente que ha habitado estas localidades desde que nacieron hoy se ven amenazados por desalojos que no se entienden.

¿Quién nos puede asegurar que en el futuro mediato personas como María Pía Montaner y otras del mismo perfil, no interpongan nuevas demandas reclamando dominio sobre territorios mapuche ancestrales?

Contiendas jurídicas en donde el principio de igualdad ante la ley, asegurado por la Constitución Política de 1980, es notoriamente obviado por la diferencia en recursos económicos, contactos políticos, profesionales preparados e instruidos, donde el poder económico mueve la maquinaria jurídica y administrativa de este estado chileno.

Tenemos claro que los intereses involucrados en estas estrategias de usurpación de tierras mapuche involucran no sólo a María Pía Montaner, preguntémonos qué se esconde detrás de estas personas y los intereses de quienes realmente representan, grandes proyectos inmobiliarios y nombres como Forestal Arauco resuenan fuertemente.

Lo importante es no desatender a las señales, la invasión continúa y es nuestro deber como habitantes de este territorio defender la tierra y a su gente ancestral, la sangre de los ancestros que hoy caminan y recorren las tierras en los pies de sus hijos, nietos y las generaciones que vendrán.

Resulta imperante generar una propuesta para resguardar el valor territorial y cultural de la costa valdiviana. Una zona de resguardo ambiental y social para las futuras generaciones.

Showing 2 comments
  • Valeria
    Responder

    Gran medio de información Felicitaciones Newen Lafkenche!!

  • Verónica
    Responder

    Han intentado darlo a conocer a un medio de comunicación nacional?

Deja tu comentario

Start typing and press Enter to search

No más desalojos en territorio lafkenche